martes, 29 de marzo de 2016

Sex And The City

-> CANCIÓN <-

¿Qué tiene Sex and The City que lo amamos tanto?

Cuatro mujeres exitosas con diferentes personalidades, lo cual hace que fácilmente te puedas identificar con alguna o tengas un poco de todas. A mi me gusta pensar que tenemos un poco de todas...Si, es eso! Y después de tanto, me di cuenta que todas hemos salido con los grandes amores de cada una de ellas. Por lo menos uno te tocó! En mi caso, no sé, veamos...

Carrie: Para mí una de las más complicadas, creo que todas tenemos un poco de drama pero ella supera cualquier nivel de drama existente y aún así tenía una relación con Big, un hombre guapo, exitoso y que a pesar de que él tenía problemas para comprometerse, cuando salían él realmente estaba ahí, la hacía sentir especial y no le daba pena que los vieran juntos y eso que lo único que parecía que tenían en común, era su amor por NY. 
Es horrible ahora salir con alguien y que te de pena tomarlo de la mano o darle un beso en público pensando que él va a creer que van muy rápido. Nuestro miedo les ha dado el control a de todo lo que pasa en la relación.
Después de Big, llega Aidan, todas amamos a Aidan, no conozco a una mujer que haya dicho que es de hueva o que no le gusta. Era diseñador, muy relajado, le aguantaba cada una de sus inseguridades, y la amaba a pesar de todas sus intensidades. Realmente la quería y quién no quiere que nos amen a pesar de nuestros demonios?. No puedo decir cuantas veces he escuchado el "Es que era muy intensa, me sacó de onda". Lo que pienso es que si se dieran el chance de conocernos y ayudarnos a controlarlos nuestros demonios (inseguridades, paranoías, etc.) en lugar de incrementarlos, nosotras podríamos bajar la guardía y dejarnos llevar.

Miranda: La que nunca se enamora. A pesar de que trataba a los hombres como desechables, se quedó con Steve, un bartender que tenía un trabajo mal pagado y que además aguantó todos los rechazos de Miranda hasta lograr salir con ella. ¿Qué mujer no quiere que un hombre esté ahí a pesar de todo? Odio a los hombres que reciben un "No, hoy no puedo" y no vuelves a saber de ellos hasta años después que te reclaman el por qué nunca salieron, "Es que eres medio mamona", "eres medio difícil" y es horrible escuchar eso cuando dentro de tú mundo eres la persona más easy going que hay. Nos hacen sentir como que realmente no querían, es más difícil como mujer dar el primer paso sin parecer urgida y sin arrastrar nuestras inseguridades.
Una vez, escuché la historia de "La amiga, de una amiga" que me dio envidia. Ella estaba aplicando para un trabajo, sin darse cuenta que el que la estaba entrevistando sería su futuro esposo...En resumen:

-Perdón, el puesto para que estás aplicando no te lo puedo ofrecer.
-¿Por qué?
-Porque me gustas, creo que eres increíble y sí te doy ese puesto, seré tú jefe y me gustaría invitarte a salir. 

No hay hombre que sabía más lo que quiería que ese, o no? 

Me gusta pensar que en mi caso, mis ex novios sabían lo que querían cuando empezaron a salir conmigo.

A.J. El abogado, según sus palabras, el primer día que me vio, me quería invitar a salir. 10 años más grande que yo, él ya conocía el mundo, quería enseñarmelo y yo estaba dispuesta a conocerlo con él. Al principio no me gustaba lo suficiente, pero me invitó a salir todas las veces que podía y me mandaba mensajes casi diario. Empecé a salir con alguien más y cuando se enteró... Le llamó y lo invitó a tomar un café, le dijo que estaba muy interesado en salir conmigo y que si él no tenía mayor interés en mi, le diera una oportunidad, (Si, la verdad lo sentí muy romántico, me gustó escuchar la historia desde su punto de vista. Fue en nuestra primera cita y con un vino tinto en la mano).
J.R. El arquitecto. Siempre que lo veía me recordaba como fue la primera vez que me vio. Recuerda que llevaba puesto y siempre lo contaba de la misma manera. El estaba en una relación y nos tomó 8 años estar juntos. Pero cuando empezamos a salir, no nos despegábamos ni un minuto. Nos tomó 2 meses empezar a andar. Siendo él mi relación más larga y más intensa, siempre dije que él era el amor de mi vida. Teníamos una conexión como nadie.
A.F. El compositor. Cuando lo conocí fuimos al cine... Ese mismo día conoció a mis papás y dos días después, fuimos por un café y no dejaba de escucharme. Al terminar la cita, me dio mi primer beso y tres meses después, pasamos dos increíbles semanas en Europa.
R.G. El escritor. Nos presentó un amigo en común por FB, y nos tardamos un año en conocernos, platicamos por dos semanas hasta que por fin decidimos ir por unas cervezas al Hijo del Cuervo, (Si, lo sé...Me sentí en 1990), platicamos por horas hasta que me dijo que moría de ganas de darme un beso. No se lo podía negar, la estábamos pasando muy bien y si le decía que no podríamos cortar el ritmo de la cita, así que se lo di. Dos horas después me preguntó si quería acompañarlo al concierto de Morrissey, en Puebla, no sabía que contestar. Tenía solo dos semanas para meditarlo. Lo más chistoso de todo es que fue mi primer novio el que me convenció de ir, después de ese fin de semana en Puebla fuimos inseparables y dos meses después, me pidió que fuera su novia.
No me había dado cuenta hasta hace poco que estaba de alguna manera acostumbrada a que sí no mostraban interés de un principio y no "luchaban" por mi, no les interesaba y no me daba el chance de conocerlos mejor. Pero siempre me ha gustado el esfuerzo que ponen en conocerme y querer estar conmigo. Me hacen sentir especial y segura, una vez que me mostraban interés, me relajaba y me dejaba llevar. 

Charlote: Lo que nos gusta de ella es que siempre que conocía a alguien nuevo, lo trataba como al THE ONE, y un poco así somos. Nos gusta pensar que si sales con alguien y hay química, podría ser una gran pareja y si no tenemos una buena conexión, para qué seguir saliendo con él, no? Te dejas llevar, por eso nos enojamos tanto cuando a la mera hr el que no quiere es él. 
Siento que ahora los hombres confunden mucho con tal de no tener problemas o tener las ya famosas "velas prendidas". 
Lo puedes pasar muy bien con alguien y es frustrante cuando se espantan si piensas a futuro, cuando usas el "Nosotros" y acomodas tus planes para verlo los fines de semana. Pero eso sí, si lo hacen ellos está bien, lo usan como forma de mantenerte interesada y dejar la velita prendida (Claro, no todos), a veces nosotras estamos entre un "No quiero intensear" y un "Quiero que vea que estoy interesada" y es horrible cuando las cosas no estan lo suficientemente claras, por eso terminamos con la ya famosa pregunta "¿Qué somos?" que la respuesta que nos den, al final será lo mejor. Si no quieren nada, entonces por lo menos ya tenemos la historia completa, y sabremos si queremos estar en una "relación" así o no. Nos hacen pensar que la relación no es de dos, es suya, cuando ellos quieran en los términos que ellos propongan.

Samantha: Todas envidiamos a Samantha. La liberación sexual que tiene y al día siguiente no sentir culpa, es algo que la sociedad Mexicana no nos deja vivir a libertad. Así fue como Sam conoció a Smith.
Tengo varias historias en donde todo empezó con sexo, todo era increíble y un buen día terminó. También tengo historias en donde él se arrepiente dandose cuenta que la relación en que tenía estaba completa. Tenía la amistad, la compañía, el amor, el sexo, etc. Todo eso se resume en "química". Ese "No sé que tiene pero me gusta" es eso, química. Es lo que hace que la relación funcione. Puede no ser la más guapa, la más buena...Eso puede cambiar, es importante fijarse en lo que sientes cuando estás con esa persona y dejarse llevar. Al final, lo que piensen los demás, está de más.
A lo que quiero llegar es que pueden tenerlo todo si se dan la oportunidad. Nunca he entendido esa doble moral y ese rechazo. En ese caso, me gustaría pensar que a ellos les dio miedo estar con una mujer así de segura. Es como ese miedo a "ella me podría dejar por alguien más" y entonces así se buscan a una sumisa, a la que ellos creen que nunca los va a dejar porque no han conocido algo mejor. La historia es de una amiga que era muy liberal, así como Samantha, cada vez que la veía me contaba del tipo con el que salía y me decía que estaba harta de los juegos y que quería una relación formal, pero nunca la vi intentarlo. Cuando fui a su cumpleaños, me dijo que me iba a presentar a alguien con el que había estado saliendo por un par de meses, y cuando lo conocí estaba muy borracho, a penas se podía mover. Cuando salimos por un cigarro, me sentí un poco incomoda porque ellos habían cortado hace un par de semanas y ella creyó que no llegaría a su cumpleaños, vaya sorpresa que se llevó (Siempre he querido una sorpresa así). Empezaron a hablar de sus problemas y poco a poco me fui alejando dandoles su espacio...En eso, la escucho decir "Bueno, nada más quiero que sepas que no me importa si tu sales con alguien más". WHAT!? Quién dice eso cuando quieres salir con alguien formalmente? No le dije nada hasta dos semanas después que nos vimos para comer. Es muy confuso para todos, no podía creer que seamos capaces de decir ese tipo de cosas con tan de que él no se vaya y aguantarnos el coraje esperando que ellos nos digan "No, solo quiero estar contigo". 
Mientras nos actualizábamos en esas dos semanas, él llegó. Platicó conmigo como si lleváramos meses de conocernos, se interesaba en mi trabajo y se preocupaba por si ella estaba bien. Me dio tanto gusto por ella, era lo que secretamente quería y no aceptaba... Le dije que los dejaría solos, que yo regresaría a mi maratón de películas y que ellos disfrutaran de la noche. Nada más lindo que irte por unos whiskys con el que te gusta. Al día siguiente me dijo que se había quedado en su departamento y que se sentía muy feliz con él. Todos esos años en el que ella me decía que ya estaba harta de los juegos, por fin llegaron, se dio el chance de dejarse llevar. 
Amo los primeros meses, son los mejores. Es cuando simplemente no puedes tener suficiente de él y es el hombre más increíble del mundo.

Al final, cada capítulo de Sex and The City te recuerda a alguien, te identificas todo el tiempo: O lo hiciste tú o una amiga, o quieres que te pase. No hay más, cumple nuestras expectativas nuestros secretos y esperamos al final encontrar a la persona correcta que no se asuste con nuestros demonios, sino que los conozca y nos ayude a controlarlos, porque pueden estar seguros de una cosa, cuando una mujer ama, ama en serio, ama con todas las fibras del cuerpo. Ama sus demonios y lo da todo. Está mal pedir eso de regreso? Todo se resume en amar, ser amados y disfrutar la vida, no?

Gracias por leer.

Dedicado a mis amigas, gracias por sus historias, por compartirlas y por dejarme contarlas. Mi mundo sería muy distinto sin ustedes y sus consejos. 

Dian.  

domingo, 13 de marzo de 2016

Tormentas

Es muy difícil superar una situación incómoda, desagradable y embarazosa como mujer. Un hombre se dice "chin, la cagué" y sigue adelante. Una mujer carga con eso por mucho tiempo. Tal vez porque todos los días somos juzgadas, porque todos los días queremos ser una mejor versión de nosotros y porque después de tanto esfuerzo, odiamos que las cosas no salgan tal cual las planeamos. 
A mí me pasó, a todos nos ha pasado. Yo vivo todos los días rodeada de envidias, malas caras, malos tratos, críticas y gente esperando a que me equivoque para entonces así, tener la razón de algo y tratar de hundirme. Si, es terrible.
Hay pocas cosas en la vida que me satisfacen, que me hacen sentir bien. 
Normalmente cuando me siento triste, veo Sex & The City: Amo la ropa, el lazo de las amigas que siempre están ahí, lo romántico en algunos capítulos y las partes cómicas de los fails cuando sales con cierto tipo de hombres.
Comprar y cortarte el pelo son cosas que también te hacen sentir mejor. Te hacen creer que eres una persona nueva, aunque técnicamente no lo seas, crees que puedes empezar de nuevo.
Las amigas son un punto importante cuando estás triste: Las buenas amigas te entienden, las buenas amigas te defienden, te dicen que todo estará bien, te dicen en lo que estás exagerando y nunca te aconsejan que mandes todo a la chingada, siempre buscan que tomes las cosas con sabiduría y reflexiones, después de todo, te quieren ayudar no hacerte sentir una estupida por tomar las desiciones "incorrectas".
Nunca me he considerado una persona cursi, ni romántica... Supongo que sueño despierta y pienso en todas las cosas buenas que tiene la vida y que muero por tener. Feliz las celebro y envidio secretamente. También sé que no soy una persona fácil, tengo una barrera enorme que con paciencia y cariño se derrumba fácil. Así mismo he sido víctima de mi propia tormenta mental. 
Hace unos días vi el documental de Amy y me quedé pensando ¿De qué me estoy quejando? Ella tenía las mismas tormentas que yo, la única diferencia es que cada quien la dejó salir de diferente manera y claro, es más fácil compadecerte de Amy que de una simple mortal como yo, la única diferencia es que la gente cree que si lo haces tú, es chantaje. De Amy nunca dudarían, es más, si hubieran podido, hubieran ido a abrazarla.
Los hombres nunca van a entender todo lo que sufrimos, por todo lo que pasamos todos los días y esas "pequeñas tormentas" son en realidad grandes tormentas. Esa fue la razón principal cuando empecé con el blog, tenía tantas cosas atoradas en la cabeza que no podía pensar con claridad. Aún así, nunca lastimé a nadie, siempre he dedicado el tiempo y palabras a decir lo que pienso y nunca dejar los sentimientos encerrados mucho menos incompletos. Siempre he creído que es mejor decirlo, porque es más justo a nunca decir nada, es necesario que todas las personas tengamos toda la información para poder actuar. 
Yo no sé qué tan fácil es decir lo que uno piensa y siente en estos días sin sentirte mal después. Ahora cuando dices algo, a fuerza tiene que haber una mala intensión escondida, un abuso, un chantaje... Es increíble cómo hay gente que usa el "Si me dejas, me mato", creo que es la frase más estupida y cruel que puede haber en el mundo. Jamás la usaría, jamás me pondría en alguna situación en donde buscar el perdón de alguien o su interés con una mentira y un chantaje de ese nivel, tan bajo.
Todos los días recibo chantajes, por lo menos uno a la semana, nunca caigo en ellos, pero hay situaciones en donde escuchas el chantaje, y lo dejas pasar. A veces lo único que necesita el chantajista es sentir que ganó con su chantaje, aunque no haya sido así.
Creo que soy una buena persona, en realidad si lo creo: Jamás me meto en lo que no me importa y no busco lastimar ni mentirle a nadie, porque si lo hago, la culpa no me dejará seguir hasta que la diga. Al igual que creo que aún hay gente buena en el mundo.

Pequeña reflexión de una mente en tormenta.

Gracias, Dian